2020: el número que lo cambió todo

  1. Marcas, personas y psicología
  2. La conquista de los sentidos
  3. Un nuevo territorio que debe ser explorado, las cifras actuales

 

✅ Los autocinemas revivieron. 

✅ La tecnología nos hizo ver nuevas maneras de convivir con las demás personas. 

✅ Los hogares se convirtieron en oficinas, escuelas y gimnasios. 

✅Las exposiciones se trasladaron de los museos a los dispositivos móviles. 

Dato increíble: una compañía dedicada a la ciberseguridad ha estado ofreciendo a sus clientes clases virtuales de cocina impartidas por el chef Mikel Alonso. 

 

❓❓❓❓ ¿Qué hicieron tú y tu marca este año? ❓❓❓❓ 

Todo el mundo tiene ganas de innovar, pero solo unas cuantas personas saben cómo hacerlo, y esto sucede en todos los ámbitos de la vida diaria. El marketing no es la excepción. Para conocer en qué nivel nos encontramos en este momento y ver todo lo que podemos lograr, necesitamos conocer de dónde viene todo lo que en materia de marketing hemos estado haciendo hasta ahora: 

Marcas ??? personas ?‍♂️ y psicología ⌛⌛

Hagamos un breve repaso de la historia del marketing, porque justamente en estos momentos nos encontramos en el centro de una nueva evolución. 

Si pensamos en conceptos tan simples como propaganda, hasta cosas más complejas como persuasión, PR y el estudio de las audiencias, debemos mencionar un nombre poco conocido hoy en día: Edward Louis Bernays. 

Bernays, de origen austriaco, pero establecido en Estados Unidos desde principios del siglo XX, siempre tuvo una importante herramienta que utilizó a su favor: sus amplios conocimientos, los cuales agotó hasta la última gota. Sobrino directo de Sigmund Freud, tenía estudios completos en psicoanálisis, publicidad y periodismo, también contaba con una poderosa iniciativa que lo llevó a convertirse en uno de los pioneros investigadores de la comunicación asertiva, estrategias de posicionamiento de producto y la fuerza de la opinión pública para aumentar la competitividad individual y empresarial. Sus feroces ganas de innovar (pero a su estilo) lo impulsan a convertirse en el asesor de relaciones públicas del presidente estadounidense Calvin Coolidge. 

El marketing y la publicidad antes de Bernays se limitaban a mencionar los atributos de un producto. Después de Bernays, las marcas comienzan a involucrarse en la vida cotidiana de todas las personas para hacer destacar un estatus, estilo de vida, personalidades complejas, alto nivel intelectual, etc. Así es como surgen las experiencias de marca, experiencias que parecían ser la vida ideal, o el surgimiento de un status quo: antes de Bernays los estadounidenses desayunaban cereales y leche, después él decide implementar una encuesta a modo entre distintos médicos para hacerles coincidir que el consumo de huevos, pan tostado y tocino todos los días, era algo excelente para la salud. Así nació el desayuno americano, y sus únicas intenciones eran apoyar a las marcas de huevo, pan y tocino del momento, porque a mediados del siglo XX el exceso de colesterol y el sobrepeso no le preocupaban a nadie. 

¿Hasta dónde llegó la influencia de este hombre que ya en su época dividía opiniones y causaba polémica en cualquier lugar que se paraba? Bueno, hoy por hoy creemos que el desayuno es la comida más importante del día aunque sea una verdad a medias o más bien un dato manipulado que incluso los profesionales de la salud repiten sin cuestionar. Y si nos consideramos personas altamente racionales, ¿por qué cuando alguien nos regala un smartphone de alta gama reaccionamos con muchas emociones positivas, y sentimos algo muy distinto si recibimos un teléfono regular, o un perfume no tan caro? 

La conquista de los cinco sentidos ???????

Afortunadamente el marketing después de Bernays hizo nuevas configuraciones y apostó por metodologías más sobrias, éticas, inclusivas y moderadas, sin embargo la influencia de la psicología para entender a las audiencias siguió latente, ahora para lograr cosas más constructivas. En los años 80 y 90, las emociones adquieren un valor de suma importancia para todas las marcas, pues este demuestra ser el recurso indicado para colocar a las audiencias en el centro de todas las estrategias y convertirlas en las protagonistas de sus propias historias. 

Comienza el boom del BTL, pero también surge el marketing kinestésico, una poderosa disciplina que utiliza los cinco sentidos para construir experiencias que giren alrededor de la audiencia. Aquí es donde el marketing entiende que debemos transformar la publicidad en contenido, y contar historias en donde el público se sienta inspirado, empoderado y muy abierto a aprender algo nuevo, porque así es como funcionan las experiencias de la vida cotidiana. 

Un nuevo territorio que debe ser explorado ?????

Nadie puede negar que hoy “disrupción”, “transformación” e “innovación” se han vuelto términos comunes en el diseño de nuevas estrategias de comunicación. 

Pero dejemos de hablar de historia y demostremos cifras actuales: 

  • El confinamiento triplicó el número de personas conectadas a nivel mundial. 2 de cada 3 personas afirma sentirse acosada o perseguida por los anuncios en internet, según la encuesta del 21º estudio de Navegantes. Esto confirma que incluso en los medios digitales hay una saturación innecesaria de contenidos que, lejos de persuadir, comienzan a ser contaminación visual para el usuario. Aquí, hay que hacer cambios a manera de urgencia. 
  • Recientemente, la consultora española especializada en estrategias e innovación Sastre & Asociados convocó a líderes de TI y Mercadotecnia a su webinar ¿Por qué innovar en tiempos de crisis? Durante una encuesta interactiva, el 26% de los participantes coincidieron en que es momento de sacudir a su propio sector, mientras que el 23% está convencido de que existen muchas oportunidades en el ámbito virtual. 
  • Por otro lado, un estudio del grupo Harris revela que un 72% de los millennials prefiere gastar dinero en experiencias antes de conseguir productos materiales. 

De acuerdo con José Antonio Lucero, innovar es ser conscientes de la realidad y saber adaptarnos a ella para crear algo nuevo. No se trata de inventarle al consumidor necesidades, como lo hacía Bernays, sino de saber escuchar para entender cómo podemos involucrarnos y seducir por medio de las emociones. Ser disruptivos es proponer algo que nadie espera de nosotros. ¿Te dedicas a la tecnología pero sabes que a tus clientes les gusta el yoga? Adelante, sólo hazlo. Experiencias Virtuales tiene un amplio catálogo para que inspires y tengas mayores alcances. 

Si quieres conocer la oferta completa de Experiencias Virtuales da clic aquí: www.experienciasvirtuales.tv

RELACIONADOS